Siempre hace buen tiempo

Category Archives: Poemas

Devuélvme mi estrella

Reyes gigantes. Alcalá de HenaresPMLamet)

DEVUÉLVEME MI ESTRELLA

Por entonces sucedió que unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén. (Mt 2, 1) se presentaron en Jerusalén. (Mt 2, 1)

Ahora que el niño se acurruca en este
gastado cuerpo
y que el mundo va camino de no saber caminos,
devuélveme la estrella
en su esplendor de estaño,
que anoche he vuelto a escribir cartas a la vida
y no responde nadie.

Ve al buzón de allí cerca
a recoger la mía, la que hace tantos años
deposité a los Magos
pidiéndoles una bicicleta azul
para dar libertad
a mi cojera,
pues quisiera escuchar aún sus pasos
desde la almohada, el oído semidespierto
a un lejano rumor de dromedarios
camino de mi casa
y de mi ensueño.

Voy ahora a despertar a mis padres,
a levantarlos de la tumba
para ir en pijama hacia el cuarto de estar
y brincar con ellos de alegría,
pues aún conservo intacta la sorpresa
que ellos supieron sembrar
tragándose las lágrimas.

Desde entonces tomé el oficio
más bello de la tierra:
restaurador de sueños o , si queréis,
perseguidor
y lustrador de estrellas.

Pedro Miguel Lamet

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Soñar contigo

 

         SOÑAR CONTIGO

Tuve que soñar contigo a solas

y buscarte en el mar de adolescente

para encontrar esa paz evanescente

que ocultaba tu brisa entre las olas.

Te aguardé por la noche entre farolas

como un novio que espera entre la gente,

y te escribí mis versos impaciente

para encontrar el sueño que acrisolas.

Me he hecho niño, Señor, aquí sentado

frente aquel mar que a veces ya no encuentro.

Aunque tras muchos años he aprendido

que ese sol que me nace o que se ha ido

tras la rosa, el dolor, la luna, el prado

eras tú que soñabas desde dentro.

Pedro Miguel Lamet

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Desde el cráter de una flor

Hay un koan japonés (frase enigmática que se repite en la meditación para alcanzar la luz interior) que dice: “Cuando nace una flor, es primavera en la universo”. Y es que basta con sumergirse en una parte, un detalle, una brizna del cosmos o una margarita, como la de la foto, para penetrar en el Todo. El Universo entero está conectado al Uno o es su reflejo.

A veces usamos las margaritas para adivinar algo: “Me quiere, no me quiere, me quiere…” Pero no podemos apresar su belleza. Decía Tagore: “Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor”. Porque la belleza es el fulgor con que brilla la verdad secreta de este mundo, el arte una manera de desvelarla, y la iluminación el modo de llegar a comprenderla.

Para despertar debemos aprender a “mirar el mirar”. Basta una pequeña ventana, el cráter de una flor, la lágrima de un niño, el salto de un gorrión, la llama de una vela, la mirada de amor, la arruga de un anciano, la gota de rocío, o el silencio de dentro después de haber mirado y cerrar los ojos.

Valga como síntesis este soneto:

Continue reading…→

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Déjame que recline la cabeza

Para nuestro mundo agobiado y para tanto corazón entristecido, siempre he encontrado mucho consuelo  en la imagen de Juan, el discípulo predilecto, con su cabeza reclinada sobre el pecho de Jesús. De hecho este es el bajo relieve que, en version ingenua y sencilla, tengo sobre mi cama.

Hoy en plena Semana Santa le dedico este soneto:

DÉJAME QUE RECLINE LA CABEZA

 

Para seguir la huella de mi suerte

y descubrir el gozo de la vida,

penetrar necesito por tu herida

hasta el misterio oculto de la muerte;

 

para buscar la clave de esta fuerte

tensión entre el amor y la partida

de todo cuanto huye y cuanto anida

en un mundo vivo y a la vez inerte,

 

déjame que recline la cabeza,

cansada de pensar en esta noche,

sobre tu pecho lleno de dulzura

 

y, como a Juan, alumbra la certeza

de una luz que brilla a medianoche

porque solo la enciende tu ternura.

 

Pedro Miguel Lamet

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Abísmame en tu Ser

ABÍSMAME EN TU SER

Si del silencio hiciera un abismado hueco,

y en las tardes sin nadie el diapasón ardiente

del aire sobre el aire

hasta matarme el ego

por ser contigo

uno,

dormiría

tan  dormido y despierto,

tan nada y todo en uno,

como esa nube leve

del sol atravesada.

 

Si esta noche me dieras

el saber sin concepto,

un ser sin etiqueta,

un navegar sin nave

Continue reading…→

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Las palabras pequeñas

LAS PALABRAS PEQUEÑAS

Poesía es esa voz que permanece,  cuando todo

se queda sin voz,

el aleteo que ocultan los nombres conocidos

cuando dejan de serlo,

y el brumoso sentir de lo indecible

que se hunde en el hueco más hondo de las cosas.

Poesía es no saber, adormecerse

en el vaso secreto, todo luz,

que se esconde detrás de cada sombra

y estar solo mirando por si acaso

su rostro amaneciera.

Poesía es no tener, quedarse solo,

Continue reading…→

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Y vio Dios que era bueno

 

 

 

Y VIO DIOS QUE ERA BUENO

Verdee la tierra de hierba verde… Bullan las aguas
con un bullir de vivientes y vuelen pájaros sobre la tierra
frente a la bóveda del cielo…Y vio Dios que era bueno
(Gn 1, 11. 20. 25).

Para pintar el cuadro de la nada
sobre el lienzo espantado del vacío
con fuego de su Ser apagó el frío
y de su entraña feliz y enamorada

sacó el color de azul y de alborada
para pintar la noche en el estío,
la nieve pura, la gota de rocío,
la lluvia, el sol, el mar y la hondonada

del valle verde, el monte y la espesura,
del pez, el árbol, el pájaro y la rosa,
del río, la brisa, el viento y las estrellas

mirándose a sí mismo en todas ellas,
consciente de habitar en cada cosa,
vio que era bueno, y dijo:¡Qué hermosura!

Pedro Miguel Lamet

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Si estás perdido

 

 

SI ESTÁS PERDIDO

Si estás perdido en ese desconcierto

de no saber a dónde va el camino

y esta vida te lleva al desatino

de andar sin rumbo solo en un desierto;

 

si a veces añoras retornar al huerto

y sentarte a la sombra de aquel  pino

para mirar al sol dormirse en el divino

regazo de la mar igual que un muerto,

 

cierra los ojos, respira en este instante

lo que detrás de tu ser te configura,

piérdete del todo en ese encuentro

 

que habita tras la forma y la figura,

y descansa tu alma como amante

en el beso de amor que eres por dentro.

 

Pedro Miguel Lamet

 Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Ven, Señor Jesús

Maranatha

                                                      Ven, Señor, Jesús. (Ap. 22, 20)

Porque atardece y llevo en el camino

este peso de barro, esta andadura

de tiempo y finitud con que nos dura

lo que intuyo y no sé, lo que adivino

 

en medio de la niebla o  el cansino

sentirme solo en esta noche oscura

con nostalgia de estrellas y la pura

ausencia de tu Ser, amor divino,

 

te busco en la mirada de mi hermano

te digo ven, te llamo desde el río,

el viento, el mar, la lluvia y el abrazo

 

o en el dolor, el miedo, el desvarío,

donde sé que me llevas de la mano.

¡Ven ya, Jesús, y tenme en tu regazo!

 

Pedro Miguel LametFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Miércoles de ceniza

MIÉRCOLES DE CENIZA

Polvo y ceniza soy, lo rememora

este fluir del tiempo y la figura

de un mundo que se pasa con presura

y entre las manos huye cada hora.

 

Se me escapa la vida cuando llora

ante la tumba su fugaz ventura

y pierde en un instante la hermosura

la flor que seduce y enamora.

 

Pero al mirar tus ojos y la risa

de un niño, un jazmín o una palmera,

su silencio te habla de su esencia,

 

un ahora eterno, esa perenne brisa

del mar de Dios que canta en la escollera

y un no sé qué de luz y de presencia.

Pedro Miguel Lamet

 Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather