Siempre hace buen tiempo

¡PIérdete!

Al leer el periódico estos días se abre ante mis ojos un mundo de turbación. Y he abierto un libro querido, «El jardín amurallado de la verdad» del poeta persa del siglo XII Hakim Sanai de Ghazna, un místico sufí despierto que tiene mucho que enseñarnos, sobre todo a cerca de la pérdida del ego para encontrar nuestra verdadera naturaleza. Nos enredamos con las palabras y nuestras miopías. Es bueno de vez en cuando cerrar los ojos y perderse.

Os ofrezco algunos fragmentos:


«Cualquier cosa que te suceda, infortunio o fortuna,
es una bendición sin mezcla,
el mal que la acompaña, una sombra pasajera.
¿Cómo podría el autor de «Sea y fue»
traer jamás el mal a su propia creación?
«Bien» y «mal» no tienen significado en el mundo del Verbo;
son solo nombres, acuñados en el mundo de «yo» y «tú»,
en la creación de Dios no existe el mal absoluto.
Tu vida es solo un bocadito en su boca,
su fiesta es tanto una boda como
un velatorio.
¿Por qué la oscuridad debe apenar
el corazón
,
estando la noche preñada de nuevo día?
Dices que has desenrollado la alfombra del tiempo
y pasado más allá del cuatro, más allá del nueve;
pasa, entonces, más allá de la vida misma y la razón,
hasta que llegues al mandato de Dios.
¡Nada puedes ver, estás ciego por la noche,
y de día tuerto con tu necia sabiduría!
La humildad te conviene, la violencia no;
un hombre frenético y desnudo está fuera
de lugar en una colmena.
Amigo mío, todo lo que existe existe por Él,
tu propia existencia es un mero pretexto.
¡Basta de tonterías! Piérdete
y el infierno de tu corazón se tornará un cielo.
Piérdete y cualquier cosa puede ser lograda.
Tu egoísmo es un potrillo sin amaestrar.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.