Siempre hace buen tiempo

El hueco del silencio

Sobre el cristal va rezumando el frío
EL HUECO DEL SILENCIO


A veces cuando dentro llora el alma
en las tardes de lluvia del estío
sobre el cristal va rezumando el frío
que acaba con la luz y el aire en calma.

Se desploma la noche que me empalma
con lo oscuro del ser; se para el río,
regresa el miedo y vuelve el desafío
que es perderme sin ti lo que me ensalma.

Entonces me acurruco como un niño
en el hueco que surge de la nada
cual si fuera la cuna del silencio

y de pronto descubro la ensenada
que eres Tú sin estar y te presencio
en un vacío lleno de cariño.

Pedro Miguel Lamet
 
 
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.