Siempre hace buen tiempo

Noche oscura

NOCHE OSCURA

¡Dime qué ausencia es esta del deseo
y qué agujero soy  cuando te llamo
como perro perdido sin su amo
o desierto sin agua en que me veo,

si  Tú  no estás y grito que en ti creo,
y  bien sabes. Señor, cuánto que te amo!
¿Por qué es de noche y no encuentro ni un gramo
de aquella luz, ni un silbo, ni un gorjeo?

¿No será que el vacío es la presencia?
¿No será que el  silencio es tu palabra
y la nada la flor de la llenumbre?

Acurruca tu Ser en mi querencia,
anúlame este yo y haz que se abra
a la noche que colmas con tu lumbre.

Pedro Miguel Lamet
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.