Siempre hace buen tiempo

Baja a mi noche

«Sentada en su butaca»
 
 
 
 
 BAJA A MI NOCHE
  
 Baja ahora a mi noche con la piedad del beso
 con que posa en la hoja la gota de rocío
 y límpiame el espejo con que copio este mundo
 de tristeza de niños sin niñez
 y ancianos sin arropo.
  
 Cántame tu nana, Señor, que tengo miedo
 a las sombras que tejen los dueños del dinero
 y a la frialdad de campos que engendran
 rascacielos con índices nikeis e ibex trentaicinco,
 cuando las flores huyen y los pájaros mueren
 sin ramas protectoras.
  
 Desándame el camino, que, perdidos sin norte,
 escarbamos asfaltos en busca de esperanza.
  
 Vuelve a casa, mi amigo, enciende tu fogata
 saca el pan con que hornas la ternura, y el vino
 con que sangras de nuevo entre misiles,
 que hace tiempo que no encuentro la risa
 sentados en la mesa de tu cuarto de estar.
  
 Me falta la cretona y el canto del jilguero,
 la tisana y la tarta, un calor de merienda
 y el croché de la abuela, sentada en su butaca
 y su nube sin tiempo. 
 Que la tele no grite
 zafiedades al aire y noticias que abruman
 al corazón exhausto.
  
 Salgamos a correr.
  
 
 Pedro Miguel Lamet
  
   
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.