Siempre hace buen tiempo

La nochebuena del alma

Cuando anochece cada noche oscura

y busco entre las sombras un camino

para aliviar la duda, el desatino

que es no encontrar la luz en la locura

 

de un mundo que se ofusca y se tortura

por detener el tiempo en torbellino

mientras lloro su ausencia de destino,

solo tu llanto enciende mi ternura

 

al devolverme el niño que he perdido

y descubrir que dentro de mi alma

hay un pesebre pobre que te espera,

 

un hogar de silencios y de calma

donde Tú estabas sin que yo supiera

que de mi cuna nunca te habías ido.

         Pedro Miguel Lamet, SJ

¡Muy feliz Navidad de todos y venturoso año nuevo!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

1 thought on “La nochebuena del alma”

  1. Mil gracias, Pedro, por este soneto transparente de luz y de verdad profunda. Feliz descubrimiento cotidiano en las honduras; eso es en realidad la Navidad infinita que somos descubriendo que solo se Es cuando se ama y solo se puede Amar cuando hay consciencia viva y luminosa de Ser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.