Siempre hace buen tiempo

Voy de viaje

Te tengo entre las manos y el volante. ¿Me
llevas o te llevo hacía la noche? Rumores de
motor, cruzar de árboles, un valle de
crepúsculos al fondo que fue y no es, que viene
y que se queda. ¡Ay rincón, ay pedazo de tierra
y casa blanca al recodo del mar, donde dejarse!
Cada lago en la orilla se me escapa. Azulverde,
el paisaje más querido se esfuma en los cristales
de la tarde. Hay familias que charlan en un
porche y ventanas con luz a medía música, y
parejas de amor colgándose del aire. ¿He de
prender los faros en la curva? Un mordisco de
cielo entre las nubes me vuelve a ti, perdido en
un instante. Me has atado a la rueda y al
camino. Todo lo tengo en, ti. De mí no sabe
nadie. Hoy el amor a «más» calienta las
tinieblas. Acelero en la noche. ¿A dónde
vamos? Yo no lo sé, mi amor…, voy de viaje.

(De Los cuadernos del nómada, 1976)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.