Siempre hace buen tiempo

Entrañables viejas imágenes

Hace muchos años que cultivo el género periodístico llamado “pie de foto”, con una peculiaridad: más que con comentarios informativos he intentado siempre leer las imágenes en cuanto hablan con su sugerencia al hombre interior. Comencé hacerlo en los años ochenta en  el  semanario Vida Nueva, del que fui redactor, redactor-jefe y director en una etapa importante de mi vida y he continuado después en otros medios con mis propias fotografías.

Un amigo lector de entonces, Jesús María Quintero Gómez tuvo la paciencia de recopilarlas y escanearlas una por una y publicarlas luego  en su web, donde siguen al alcance de todos. Otras personas recortaban entonces aquellos recuadros para releerlos, pues los consideraban sorbos de agua fresca que les ayudaban a vivir. No sé si habrán perdido su vigencia, aunque intentaban tocar temas perdurables.

Ahora con nostalgia reproduciré de vez en cuando alguna de ellas por si a alguno sirve. Comienzo por las más antiguas.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

1 thought on “Entrañables viejas imágenes”

  1. Me encantaba aquella sección que tenías en el Vida Nueva. Estaba, si no recuerdo mal, en la última página de la revista y la reflexión que me provocaba era un buen colofón a la lectura de la revista. Recuerdo un texto que especialmente me gustó por “Todos los santos” y que se llamaba algo así como “los santos a la calle”. Un abrazo desde este rincón de salada claridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.