Siempre hace buen tiempo

Después del caos

EL TÚ OCULTO EN LA AUSENCIA

La tierra era un caos informe; sobre la faz del abismo, la tiniebla.
Y el aliento de Dios se cernía sobre la faz de las aguas.

(Gn 1,2)

Carvoeiro (Portugal)

Era todo un bostezo desahuciado
y el miedo permanente de la ausencia,
el envés asustado de la esencia,
que busca ser y anhela lo creado.

Era el hueco que nunca fuera amado
en la noche sin luna ni presencia,
el vacío del beso y la querencia
de ese abrazo que nunca habíase dado.

Era mi ser perdido en la penumbra,
la tarde sin amor ni despedida,
la mesa sin brasero, la ternura

que pide el yo de pan y risa hambriento.
Era el Tú que se oculta en la espesura
y brotará si nace el sentimiento.

Pedro Miguel Lamet

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.