Siempre hace buen tiempo

Vaivenes del yo

«Siluetas» (Foto: © PMLamet)

VAIVENES DEL YO 
Un día te llaman ‟perro judío» y otro te ponen por las nubes. Y allá estás tú, arrastrado por los vaivenes de alabanzas o improperios, un día feliz porque la gente apuntala tu yo, tu esposa te dice lindezas y tu jefe te da un premio a la efectividad profesional; y otro día fatalmente desgraciado porque te han puesto una multa, el colega te ha insultado y te ha salido mal un negocio. ¿Quién eres tú? ¿Has dejado de ser el mismo porque tengas o no tengas abuela que te jalee? El hombre ha de aspirar a esa tranquilidad interior donde todas las alabanzas del mundo no le encumbren ni las culpas le puedan hundir. Esta es la paz que crea la preferencia sobre la adicción, la libertad del no apego o de ‟preferir» en vez de desear.

* * *

NACER A TODA LA PLAYA

La mejor señal del no apego es el amor. Cuando uno hace la revolución copernicana, es decir se da cuenta de que no es el astro rey en torno al cual giran los demás planetas, despierta. Dices: Soy sólo una gota de agua en todo el mar, pero soy el mar. Soy solo un grano de arena en la playa, pero soy playa. En ese momento despiertas al ‟nosotros», que es nuestra verdadera identidad. El amor supone salida de mí, y por eso me hace nacer de nuevo.

* * *

SERVIDORES DEL UNIVERSO 
Hoy me he asomado a la ventana para ver pasar al mundo por mi calle. 
Viéndolos altos, bajos, guapos, feos, mujeres, hombres, viejos, jóvenes, me he hecho siempre la misma pregunta: ¿Son felices? Si no lo son, es porque tienen apegos a cosas y personas. Quieren ser famosos o queridos o ricos o lo que sea, pero lo quieren mal, como si fueran los protagonistas de la película, como si el guión estuviera escrito solo para ellos. Quizás un día descubran que no vinieron aquí ‟para ser servidos, sino a servir». Quizás un día lo viva yo. Cuando despiertas, descubres que no eres el centro y pones el servicio en el eje de tu universo, comienzas a atisbar cómo lograr la paz.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.