Siempre hace buen tiempo

Ven, Señor Jesús

Maranatha

                                                      Ven, Señor, Jesús. (Ap. 22, 20)

Porque atardece y llevo en el camino

este peso de barro, esta andadura

de tiempo y finitud con que nos dura

lo que intuyo y no sé, lo que adivino

 

en medio de la niebla o  el cansino

sentirme solo en esta noche oscura

con nostalgia de estrellas y la pura

ausencia de tu Ser, amor divino,

 

te busco en la mirada de mi hermano

te digo ven, te llamo desde el río,

el viento, el mar, la lluvia y el abrazo

 

o en el dolor, el miedo, el desvarío,

donde sé que me llevas de la mano.

¡Ven ya, Jesús, y tenme en tu regazo!

 

Pedro Miguel Lamet

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.