Siempre hace buen tiempo

Pedro y la barca

Hoy. día de su fiesta, dedico este soneto a mi santo patrón, el apóstol Pedro, un hombre débil, que dudó, tuvo miedo, llegó a negar a Jesús, pero que al fin su fe fue más fuerte y se lanzó a caminar sobre el mar. Una buena parábola la de su barca para la Iglesia de hoy. – 

DE TU BARCA BAJO LA LUNA

(Al apóstol Pedro)

 

De tu barca bajo la luna huía

la brega de una noche temerosa

sobre un mar encrespado, y la penosa

vaciedad de ese vivir sin alegría.

 

En tus redes sin pesca amanecía

la ausencia del sentido y la azarosa

pregunta de por qué nació la rosa

y hacia dónde remamos cada día,

 

cuando  adviertes de pronto sorprendido

avanzar sobre el mar como una vela

o un faro que te llama y te ilumina,

 

y sientes dentro el corazón herido

con una voz que entre la bruma vuela:

¡Lánzate, Pedro,  y sobre el mar camina!

 

Pedro Miguel Lamet

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.