Todo y Nada

Siempre me ha impresionado el contraste entre el Todo y la Nada en los grandes místicos. Por ejemplo en San Juan de la Cruz: “Para venir a gustarlo todo, / no quieras tener gusto en nada. / Para venir a poseerlo todo, /  no quieras poseer algo en nada…”

La nueva física nos enseña que nuestro mundo en realidad no se compone de materia. Lo que percibimos más o menos como sustancia sólida no es una aglomeración de una infinidad de las más pequeñas partículas fijas, sino una red de intercambio de impulsos y vibraciones de un campo energético invisible. Einstein dijo: «Los átomos que nos parecen materia son una concentración de energía». Max Planck aclaró: «Toda la materia se forma y se mantiene sólo gracias a una fuerza que mantiene los átomos como al más diminuto sistema solar».

A nivel intuitivo, el tema me ha isnpirado el siguiente poema:

TODO Y NADA

Todo está en su lugar,
si yo resido
en el espacio vacío
que queda
debajo de mí mismo
y encima de las sombras
que cruzan a mi vera.

Todo es, se duerme y amanece
en un lugar recóndito
tan sutil y delgado
como esa brisa-niña
que acuna y te despierta.

Todo me arrastra en el viento
que sopla sobre el limo
e impide a los zapatos
saltar sobre las cosas
para el vuelo de alondra
y hoja de palmera.

Todo, rescoldo de aquí dentro,
regresa, si detengo
mi paso, para escuchar la música
que suena cuando
callo.

Todo es nada y todo es armonía
de notas que no suenan
en este pentagrama,
detrás de la apariencia
y besa cuanto arde
más allá de este fuego.

Todo eres tú conmigo
con la suma de gente
que ha quedado
suspendida del tiempo
porque jamás murieron
y duran en el hueco
que reside a la sombra.

Despierto a lo Absoluto,
todo y nada
o Nada simplemente.

Pedro Miguel Lamet

Seguir leyendo Todo y Nada

“El renacido”: Sobrevivir para vengarse

Un fotograma de “El renacido”

El renacido es un hito en el cine épico de aventuras, tan frío y descarnado como el paisaje que refleja. Orquestada con tres globos de oro y doce menciones para el próximo Oscar, El renacido es una película que aparece en nuestras pantallas arrastrada por una ola de popularidad y reconocimientos de crítica, premios y éxito de taquilla en USA. La avala la manivela de su autor, Oscar Alejandro González Iñárritu, primer mexicano en lograr la gloria de Holliwood con un premio a la mejor película otorgado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, así como el segundo cineasta mexicano en obtener el premio Óscar al Mejor director y  el del Sindicato de Directores (DGA). Lo mismo que el de mejor director en el festival de Cannes (2006). Además sus cinco largometrajes anteriores, Amores perros (2000), 21 gramos (2003), Babel (2006), Biutiful (2010)  y Birdman (2014), le refrendaban ya como autor de probado prestigio

Pero con El renacido, Iñárritu, se desafía a sí mismo con un nuevo empeño propio de un coloso del cine Seguir leyendo “El renacido”: Sobrevivir para vengarse